La medición del pH se efectúa ya sea por un método colorimétrico o por uno electrométrico. Para este último, el uso de peachímetros, instrumentos electrónicos al efecto, es lo mas común hoy en día. Sin embargo, mucha gente sigue prefiriendo los antiguos métodos colorimétricos, sencillos y prácticos que además no se descomponen. Esta página está dirigida a ilustrar como proceder a aquellos interesados en este sistema de medición.
El método se basa en el uso de colorantes orgánicos complejos que cambian de color de acuerdo al valor del pH de una solución acuosa. Estas substancias se conocen como indicadores.
Para la mayoría de los casos, aquellos que requieren un rango de pH entre 4,0 y 8,4, son suficientes sólo cuatro colorantes en solución. Estos colorantes son:
verde de bromocresol
rojo de clorofenol
azul de bromotimol
y rojo fenol
.

Hay otros indicadores para los extremos de la tabla de pH pero no se considera necesario describirlos en esta página.
Realmente, para uso en hidroponía es necesario y suficiente el uso de un sólo indicador, el que utiliza como colorante el
rojo de clorofenol
que reacciona en el rango de pH entre 5,2 y 6,8. Este colorante es realmente fácil de observar dentro del rango entre 5,8 a 6,6, el cual es el rango usual de fluctuación de una solución nutritiva bien regulada. Recordemos que en hidroponía el punto de trabajo mas adecuado está entre 5,8 y 6,2.
Es conocido que algunas personas usan el azul de bromotimol como único reactivo. Su rango de viraje está entre 6,0 y 7,6. Si bien aceptable, desde esta página preferimos el anterior colorante.
Serie de 4 indicadores









Preparación de los indicadores
A.- 40 mg de azul de bromotimol + 5 ml de alcohol etílico 95% + Disolver + Agregar 95 ml de agua destilada. Ajustar a pH 6,6
B.- 40 mg de verde de bromocresol + 5 ml de alcohol etílico 95% + Disolver + Agregar 95 ml de agua destilada. Ajustar a pH 4,6
C.- 40 mg de rojo de clorofenol + 5 ml de alcohol etílico 95% + Disolver + Agregar 95 ml de agua destilada. Ajustar a pH 5,6
D.- 40 mg de rojo fenol + 5 ml de alcohol etílico 95% + Disolver + Agregar 95 ml de agua destilada. Ajustar a pH 7,4

Notas: 1) Para ajustar use solución muy diluida de hidróxido de sodio gota a gota.
2) Para comparar use un tubo estandar
3) Si el punto de pH apropiado se pasa, vuelva atrás reajustando gota a gota con una solución muy diluida de ácido clorhídrico.
¿Que es la Hidroponía?

Curso de Hidroponía

Publicaciones

Calculador de Fórmulas

Asesoramientos

Investigación y Desarrollo

Equipamientos

Información Técnica

Páginas Amigas

Futuros Eventos

Historia I

Historia II

Para Pensar

Contacto
El traductor de Google no es perfecto.
Úselo sólo como método orientativo.
Medición del pH por métodos colorimétricos
Twitter
Facebook
Contacto
Lic. en Química Carlos R. Arano
Buenos Aires 660 - Bº Sta. Brígida -1748 Gral. Rodríguez - Pcia de Bs. Aires - Argentina
Tel. + 54 (0) 237 484 1480
                                                                                                                                  Preparación

      El pH de la solución nutritiva se determina por comparación de la muestra a analizar frente a una serie de tubos estandar de colores permanentes. Esta serie de tubos estandar puede ser preparada previamente utilizando 9 tubos o ampolletas de 12 ml de capacidad para cada colorante. En todo caso una serie corresponde a cada uno de los colorantes. Por lo tanto, si se desea preparar las 4 series indicadas en la tabla de más arriba, se requieren 36 tubos. Como ya se ha mencionado, para nuestro caso, el de los hidroponistas, sugerimos utilizar solamente el indicador C, o sea el rojo de clorofenol, para lo cual sólo se requieren los mencionados 9 tubos.

      El procedimiento a seguir es el siguiente:

      1.- Se colocan 200 ml de agua destilada o agua deionizada en un frasco o botella de 250 ml (se aconseja un Erlenmeyer para quienes lo posean o una
botella de plástico PET de las usadas con agua mineral para quienes no lo tengan).
      2.- Se le agregan 10 ml del reactivo indicador seleccionado para hacer la serie comparativa de colores correspondiente. Se agita suavemente. El color
que adoptará  este líquido corresponde a un valor perfectamente determinado dentro de la escala de colores. Como se usa agua destilada, muy cerca del neutro.
      3.- Se toma el pH de esta mezcla con un pH-metro bien calibrado (para esto se puede requerir los servicios de alguna institución, un profesional, un laboratorio,
fábrica, etc. que posean uno de ellos).
      4.- Se llena uno de los tubos con esta solución coloreada. Se etiqueta el pH correspondiente y se sella el tubo.
      5.- Ahora se debe continuar trabajando con el resto de la solución ya preparada en el punto 2. Si el pH determinado en esta primera medición no correspondió
a uno de los dos extremos del indicador respectivo, (por ejemplo trabajando con el indicador C, rojo de clorofenol, se ha medido un pH = 6,4 cerca del rojo final), se puede ir agregando de a gota una solución muy diluida de ácido clorhídrico agitando después de cada agregado. En esta forma se va reduciendo el pH acidificando levemente la solución. A cada cambio de color
observable se procede a medir el pH correspondiente, se llena, sella y etiqueta un nuevo tubo. Se continúa con el mismo procedimiento hasta llegar al color extremo
del lado ácido (en el ejemplo propuesto, el color amarillo de pH = 5,2).
      6.- Luego de esto se procede a volver a subir el pH con gotas de una solución muy diluida de hidróxido de sodio hasta llegar a los extremos alcalinos de la serie.
En el ejemplo será el rojo intenso correspondiente a pH = 6,8.
      7.- La serie de 9 tubos de color permanente queda así configurada en un degradé de amarillo a rojo. Contra estos colores se compararán las soluciones nutritivas
que se preparen de aquí en adelante.

Si se quisiera tener todos los otros indicadores para completar las 4 series de ellos (A, B, C y D) y con ello la serie completa
desde pH 4,0 a pH 8,4, se deben preparar siguiendo exactamente los mismos pasos.

Nota: Los colores reproducidos que se observan en esta página no son exactamente los reales. Las comparaciones se deben
hacer contra los estandar preparados como se ha indicado más arriba.


                                                                                                                
Comparación

     Primero debe realizarse un ensayo aproximado. Para efectuar este se sugiere utilizar el mismo tamaño de tubo que el
utilizado para los estandar, esto es uno de 12 ml. Creemos que la relación para el ensayo:
                                                                            10 ml de solución nutritiva + 0,5 ml de reactivo indicador (10 gotas)
es práctica. Para la medición de la solución nutritiva una aguja hipodérmica de 10 ml es muy conveniente. El indicador puede ser medido en gotas.
      Si se usa como indicador el rojo de clorofenol y se obtiene un color intermedio entre el amarillo y el rojo, el pH de la solución ha de estar entre 5,2 y 6,8. En este caso, para una precisión mayor, el color obtenido con el problema se compasa sucesivamente con los de la serie de soluciones tipo C del rojo de clorofenol cuyos pH varían desde 5,2 a 6,8 hasta que se obtenga una concondancia perfecta.
      Si el ensayo previo presenta un color amarillo, el pH ha de ser 5,2 o menor. En este caso, si se desea obtener el valor exacto del pH investigado, se debe proceder a usar un segundo indicador: la serie B con el verde de bromo cresol. O, si no le interesa este valor exacto pero si la corrección de la solución nutritiva, se puede aumentar el pH de esta con una solución muy diluida de hidróxido de potasio hasta alcanzar el valor deseado, el cual se verá perfectamente dentro de la serie C al proceder a un nuevo ensayo.
      Si en cambio el ensayo previo presenta un color rojo, el pH ha de ser 6,8 o mayor. En este caso se debe proceder a corregir la solución nutritiva utilizando un ácido diluido como el fosfórico, nítrico o sulfúrico, hasta alcanzar el valor deseado en la escala de pH de la serie C. O, si sólo se deseara conocer el valor del pH, un segundo indicador deberá ser usado. Este puede ser la serie A, con el azul de bromo timol, o la D realizada con rojo fenol.
      En todos los casos el procedimiento es siempre el mismo. Su uso es mucho mas sencillo de lo que la descripción permite suponer. Un poco de práctica es lo único requerido. La sensibilidad de los colorantes indicadores utilizados es muy grande y los valores medidos representan una seguridad acentuada.